AUDITORÍA SUPERIOR DE LA FEDERACIÓN

Normas que dan Origen a la ASF

Durante los trabajos de la LVII Legislatura (1997-2000) del Congreso de la Unión se culminaron los esfuerzos que desde años anteriores se habían dedicado para que la fiscalización superior tuviera un nuevo ordenamiento jurídico y existiera una entidad fuerte y moderna para hacerse cargo de estas funciones, en sustitución de la Contaduría Mayor de Hacienda.

Para alcanzar este objetivo, se instituyeron las reformas constitucionales de los artículos 73, 74, 78 y 79 de julio de 1999 y la promulgación de Ley de Fiscalización Superior de la Federación en diciembre de 2000. Con estas nuevas bases legales se creó la ASF.

Entre las facultades conferidas a la ASF, sobresalen:

  • Autonomía técnica y de gestión sobre organización interna, funcionamiento, resoluciones y manejo de sus recursos presupuestales.
  • Efectuar revisiones a los tres Poderes de la Unión, a los órganos federales constitucionalmente autónomos y, en general, a todas las instituciones públicas que ejercen recursos federales, incluyendo a estados, municipios, e inclusive particulares.
  • Fincar directamente responsabilidades resarcitorias y aplicar multas y sanciones.
  • Carácter público de sus informes, una vez entregados a la Cámara de Diputados.
  • Solicitar, en situaciones excepcionales, información a los Poderes y entes auditados, para rendir informes correspondientes.
  • Establecer normas y procedimientos, métodos y sistemas de contabilidad y archivo de libros y documentos justificativos y comprobatorios del ingreso y gasto públicos
       Visitas    4510590    Modificación: 17/11/2017 Buscar